Toscana: ruta gastronómica

Muchos pueden considerar que el rasgo definitorio fundamental de la cultura de una nación es la lengua o la historia. ¡Pero ningún rasgo puede definir mejor una cultura que su gastronomía! La cocina italiana es muy popular a nivel internacional. Pero no todo es pasta y pizza en Italia. Este país mediterráneo es la cuna de delicias gastronómicas que se caracterizan por la calidad de sus materias primas. Descubre algunas de las mejores delicatessen de la cocina italiana acompañándonos en una ruta gastronómica por  la Toscana.


Los bellos paisajes de la campiña toscana pueden darnos una pista acerca de la composición de los platos más tradicionales de la zona: viñedos, olivos, almendros, castaños, fértiles tierras cultivadas y verdes praderas.

Si la cocina toscana se caracteriza por algo es por su simplicidad y por la calidad de los productos naturales que se emplean en sus recetas más típicas. La cocina toscana encierra la más pura esencia de la dieta mediterránea sin adornos, sin fuertes condimentos ni pesadas salsas que disfracen el auténtico sabor de los variados productos locales:

–        La presencia del aceite de oliva virgen elaborado con aceitunas de Moraiolo, Leccino y Frantoiano es un factor común en la mayor parte de los platos toscanos.

–        Las verduras tienen una eminente presencia en la dieta mediterránea siendo las protagonistas de muchos platos. Sin duda las legumbres, los champiñones, los tomates, el ajo, la albahaca y la salvia son ingredientes muy habituales en el recetario de la zona.

–        Si por algo destaca la gastronomía toscana es por la calidad de sus vinos. Las zonas del interior de la toscana producen el Chianti Classico, el Brunello di Montalcino y el Vino Nobile di Montepulciano, todos de gran prestigio internacional. El vino de Chianti es uno de los más apreciados y de mayor calidad de toda Italia. Es un vino robusto de color rojo intenso. En las zonas costeras (Livorno y Grosseto) destacan el tignanello, los equilibrados tintos de la Maremma y los armoniosos blancos de Ansonica.

–        Los embutidos son un alimento de gran tradición en la cocina italiana. En la Toscana podemos encontrar la finocchiona, un salchichón aromatizado con hinojo, y el tradicional prosciutto toscano.

–        Un claro ejemplo de la simplicidad culinaria acompañando productos básicos de calidad es la Bistecca a la Fiorentina que consiste en un solomillo de ternera o buey de raza Chianina cocinado a la brasa y aderezado únicamente con aceite de oliva, sal y pimienta. La raza Chianina procede del valle de Chiani, conocido por la calidad de sus carnes.

–        La Toscana es una zona en la que se producen quesos de gran calidad, pero sin duda la estrella en materia de productos lácteos es el queso de oveja conocido como Pecorino.

–        El pan es un alimento básico de la dieta mediterránea. Pocas cosas son más típicas de la gastronomía italiana que una gruesa rebanada de pan de hogaza tostada y frotada con ajo y aceite de oliva de primera calidad.

–        Uno de los postres más tradicionales de la toscana es el Panforte Siena, una torta elaborada a base de almendras, frutas confitadas y miel, aromatizada con canela jengibre y clavo. También son famosos los cantucci de Prato, galletas de almendra que se acompañan de vino dulce.

Descubre nuestros viajes en Kuoni

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Consejos de Viaje, Datos de Interes, Italia, Otros y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>