Lugares del mundo no aptos para cardíacos

A continuación te presentamos algunos de los lugares del mundo más impresionantes, solo aptos para los viajeros más valientes.

Saltstraumen (Noruega)

¿Te imaginas navegar entre remolinos de agua de hasta 10 metros de diámetro y 5 de profundidad? En Saltstraumen (Noruega), uno de los estrechos más peligrosos del mundo, puedes hacerlo. Eso sí, no olvides tu chaleco salvavidas pues la fuerza del agua te puede dar más de un susto. Otro famoso remolino es el de Naruto en Japón.

Saltstraumen

Cueva Gouffre Berger (Francia)

Situada en el sureste de Francia, esta caverna de 1.200 metros de profundidad y un lago en su interior es una de las grutas calizas más profundas del mundo y de las más peligrosas, tanto es así que incluso se la conoce como “la cueva de la muerte”. Otra famosa y peligrosa cueva es la Cueva Orda en Rusia.

Roca Kjerag (Noruega)

Esta roca encajada entre dos paredes totalmente verticales a 1.000 metros de altura sobre el fiordo noruego de Lyse no es apta para los que sufren de vértigo. Aun así son muchos los que se atreven a fotografiarse encima de ella. ¿Te atreverías tú?

Roca Kjerag

Puente de Hussaini (Pakistán)

Esta pasarela sobre el río Hunza, al norte de Pakistán, es otro desafío al vértigo… y al riesgo, ya que está mal conservado y faltan muchos tableros de madera. Solo apto para los más valientes que, eso sí, podrán disfrutar de unas maravillosas vistas del Himalaya y los Karkorams.

Hussaini-Bridge

Blue Hole (Belice)

Este gran agujero azul de 305 metros de diámetro y 123 metros de profundidad situado en el mar de Belice es todo un desafío para los buceadores más atrevidos, que para alcanzar la entrada a la caverna tienen que descender más de 30 metros. Otro peligroso “agujero azul” es el que existe en Egipto.

Blue Hole Belice

La montaña sagrada de Hua-Shan (China)

Alcanzar la cima de esta montaña sagrada no está al alcance de todo el mundo. Para llegar hay que recorrer uno de los senderos más escarpados y peligrosos del mundo, con pasarelas de 30 centímetros sobre acantilados verticales, escalones casi imposibles y tablones temblorosos.

HuaShan Mountain

Playa Fish Hoek (Sudáfrica)

Esta playa es un auténtico paraíso… ¡para los tiburones! Estas aguas bañadas por el Atlántico acogen una de las mayores poblaciones de tiburones blancos, que con la llegada del calor se vuelven agresivos. Otras playas famosas por sus habitantes escualos son Smyrna Beach en Florida, la Playa de Bolinas en California o Gansbaai en Sudáfrica. ¿Quién se atreve a darse un baño?

Fish Hoek Tiburones

Autopista de Tarim (China)

En esta carretera construida a través del desierto de Taklimakan en China apenas encontrarás gasolineras o restaurantes a lo largo de sus más de 500 kilómetros de recorrido y además el avance de las dunas hace desaparecer tramos del camino así que deberás pensártelo mucho antes de adentrarte en ella. Otra peligrosa carretera es la Autopista James Dalton en Alaska, donde conducir es casi un deporte de riesgo debido a las bajas temperaturas, el hielo y las fuertes ventiscas.

Tarim Desierto

K2 (Himalaya)

El monte K2 es el más alto después del Everest y todo un desafío para los montañeros más experimentados. Los menos duchos en este deporte nos podremos conformar con admirar los impresionantes paisajes del Himalaya desde los pies de la montaña. Otras importantes cimas solo aptas para auténticos expertos son el Monte Cook (Nueva Zelanda), el Macizo del Mont Blanc (Francia), el Glaciar Eiger (Suiza), el Monte Fitz Roy (Patagonia) o el Annapurna (Himalaya).

K2 Himalaya

Acantilados de Moher (Irlanda)

Estos impresionantes acantilados situados en la costa oeste de Irlanda, en el condado de Claire, alcanzan una altura de más de 200 metros sobre el mar y no cuentan con vallas ni protecciones de ningún tipo, por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de acercarnos al abismo, sobre todo si es un día de fuerte viento. ¡Cuidado con los selfies!

Acantilados de Moher

Río Zambeze (África)

Este río situado en África es solo apto para los más expertos con los remos pues es el más peligroso del mundo para practicar rafting, debido a la extrema violencia de sus rápidos, sus continuas pendientes y caídas. Es el cuarto río más largo del continente africano y su volumen de agua es cuatro veces mayor que el del río Colorado. Otro río africano también famoso por la violencia de sus aguas es el Río Congo.

Río Zambeze

Gran Barrera de Coral (Australia)

Esta maravilla de la naturaleza, un verdadero paraíso para todos los buceadores del mundo, también puede ser una peligrosa trampa para los menos precavidos, sobre todo en la zona de Queensland, donde las medusas son letales. Su veneno es cien veces más tóxico que el de una cobra así que si queremos evitar su mortal picadura deberemos cubrirnos con un buen traje de neopreno de los pies a la cabeza.

Gran Barrera de Coral

Volcán Mayon (Filipinas)

Este volcán situado a unos 360 kilómetros al sureste de Manila, en la isla de Luzón, es muy peligroso y los expertos alertan del peligro permanente que supone, recomendándonos incluso no acercanos a él a menos de seis kilómetros. Así que si queremos deleitarnos con las vistas de este majestuoso volcán, mejor hacerlo desde muy, muy lejos. Otros volcanes que mantienen en vilo a los habitantes de sus alrededores son, por ejemplo, el Monte Merapi en Indonesia y el Volcán Popocatepetl en México.

volcán-mayon-de-filipinas-wallpapers_40233_2560x1920

Paso Stelvio (Italia)

Si eres de los que se marean en coche, mejor descartar un paseo por esta carretera, la más alta de los Alpes orientales. Sus 24 kilómetros de zigzag sobre la ladera de la montaña, su desnivel del 7,5%, sus 48 curvas y sus precipicios la convierten en una de las carreteras más tortuosas. Otras calzadas difíciles de transitar son, por ejemplo, la carretera de Yungas en Bolivia, Trollstigen en Noruega o el Túnel de Guoliang en China.

stelvio-1

Death Valley (Estados Unidos)

Si recorres este Parque Nacional de California cuídate mucho de ir bien surtido de gasolina y agua pues la carretera que atraviesa el parque es infinita y sin lugares donde repostar y, además, el desierto en el que se encuentra es el más caluroso de todo el país, habiéndose alcanzado temperaturas hasta de 53 grados. Por algo se llama “el valle de la muerte”. Otros desiertos que requieren extrema precaución son el desierto Valle de la Muerte en Chile o el Sahara en África.

Death Valley

Mavericks (California)

Si has visto la película protagonizada por Gerard Butler “Persiguiendo Mavericks” sabrás de qué estamos hablando. Esta zona de Estados Unidos es una de las mecas mundiales del surf, solo apta para los más experimentados pues las olas pueden llegar a alcanzar hasta los 10 metros de altura. Todo un espectáculo digno de ver, aunque sea desde tierra. Otra zona clave para los surfistas más expertos es Teahupo’o en Tahití, donde las olas no son tan altas pero su fuerza es mucho más violenta.

Mavericks

Cascada de Howick (Sudáfrica)

Aunque no es la más alta del país, esta catarata de 95 metros de altura sobre el río Umgeni en Sudáfrica sí es la más peligrosa debido a la extrema fuerza con la que cae el agua y que es capaz de arrastrar a los turistas más descuidados.

howick-falls

Gran Cañón del Colorado (Estados Unidos)

Este monumento de la naturaleza es todo un espectáculo para la vista y un lugar imprescindible que habría que visitar al menos una vez en la vida. Pero, eso sí, con mucha precaución, pues en muchas partes no existen vallas ni protecciones y asomarse es muy peligroso.

Colorado_River_Grand_Canyon

Selva Amazónica (Sudamérica)

Para adentrarse en este inmenso bosque tropical a orillas del río Amazonas hay que ser un auténtico aventurero y estar dispuesto a encontrarse con las más variopintas especies de fauna salvaje: anacondas, ranas venenosas, caimanes, pirañas, tarántulas y hasta jaguares. Por no hablar de los insectos que habitan este lugar, que en ocasiones pueden llegar a ser casi letales, como la hormiga isula, cuya mordedura puede producir taquicardias.

Amazonas

Reserva Natural Tsingy (Madagascar)

En esta reserva natural de Madagascar nos encontramos con un gran bosque de piedra caliza poblada por multitud de afilados pináculos que cortan como navajas y que tan solo los astutos lémures son capaces de recorrer libremente. No en vano “tsingy” en la lengua autóctona significa “donde no se puede caminar descalzo”.

Tsingy Madagascar

Cráter de Darvaza (Turkmenistán)

Este cráter situado en el desierto de Karakum es una gran cueva subterránea llena de gas natural que lleva más de 40 años ardiendo. Conocida como “la puerta del infierno”, tiene más de 60 metros de diámetro y 20 metros de profundidad. Se dice que en los años 70 un grupo de geólogos soviéticos descubrió esta cámara de gas y, para comprobar lo que había dentro, decidieron encender una llama y desde entonces no ha parado de arder.

Darvaza Crater

Desierto de Danakil (Etiopía)

Este desierto situado en la Depresión de Afar de Etiopía es uno de los lugares más calientes de la tierra, superándose los 55 grados centígrados de temperatura durante el día. Es una de las zonas tectónicas más activas del mundo y de las más bellas pues la mezcla de azufre, sulfuro y sal consigue un efecto paisajístico increíble de colores naranjas, verdes y amarillos. Un paisaje digno de otro planeta.

Danakil Desert

El Cañón del Antílope (Estados Unidos)

Este mágico lugar situado en el norte de Arizona es un desfiladero de paredes verticales y preciosos haces de luz que lo convierten en uno de los cañones más bellos del mundo pero también puede llegar a ser uno de los más peligrosos, ya que las lluvias torrenciales pueden inundar las grutas en tan solo unos minutos. Para visitarlo es obligatorio ir acompañado de un guía.

Antelope_Canyon

La Quebrada (México)

Este acantilado de 45 metros de altura situado en Acapulco es todo un espectáculo para los turistas pues los llamados “clavadistas” (jóvenes saltadores indígenas y criollos) saltan desde 35 metros de altura desde hace varias generaciones. Para saltar hay que ser todo un experto pues hay que calcular el momento exacto en que la ola sube a la altura suficiente para evitar un impacto contra las rocas del fondo.

La Quebrada Acapulco

La Roca Preikestolen (Noruega)

Conocido como “El Púlpito” y situado en el Fiordo de Lyse en Noruega, este saliente de impresionantes vistas tiene una caída de más de 600 metros y ninguna valla protectora, pero eso no parece asustar a los muchos turistas que cada día deciden asomarse a este abismo y fotografiarse en el mismísimo borde de la roca, desafiando el riesgo que supone, sobre todo teniendo en cuenta que es un lugar donde el viento sopla bastante fuerte.

Preikestolen

La Piscina del Diablo (Zambia)

Otro lugar de auténtico vértigo, situado en las Cataratas Victoria. La denominada “piscina del diablo” es una poza excavada en la roca justo al borde de las cataratas, donde el río Zambeze cae con violencia desde más de 100 metros de altura. Los más valientes que deciden bañarse en ella cuentan con la protección de una pared de roca natural bajo el agua, que impide que sean arrastrados por la corriente. Aun así, hay que armarse de mucho valor para darse un chapuzón en esta piscina de impresionantes vistas.

Devils-Pool-Zambia-1

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Brasil, Caribe, Chile, China, Datos de Interes, Destino Africa, Destino America, Destino Asia, Detalles Viajeros, Estados Unidos, Irlanda, Japón, Madagascar, Mexico, Noruega, Otros, Sudafrica. Guarda el enlace permanente.