Estambul en los cinco sentidos

¿Qué tiene la experiencia turca que a todos enamora? ¿Será la calidez de sus gentes? ¿O quizá sus tradiciones y la historia de esta interesante civilización? No son pocos los que desean vivir una experiencia en Estambul y aunque esta pequeña reseña sepa a poco con todo lo que nos espera en la capital de Turquía, quizá nos ayude a hacernos una idea de lo que nos podemos encontrar. No importa que la mitifiquemos, porque no nos decepcionará en absoluto.


Para empezar a empaparnos de Estambul con los cinco sentidos, en primer lugar es necesario ponernos en antecedentes. La ciudad tiene tres partes diferenciadas por sus monumentos y su historia: la parte asiática, la europea antigua y la europea moderna. Podremos darnos cuenta de estas diferencias simplemente caminando por sus calles, no solo observando sus edificios, sino también la forma de vestir de la gente y las tiendas y locales. El contraste es increíble. Es una ciudad entre dos continentes.

La parte antigua de la ciudad está llena de trazos del pasado. Cerca de la calle principal del tranvía, podremos ir hasta la Plaza del Sultanhamet. Todos los principales monumentos de la ciudad se encuentran situados aquí.

Merece la pena visitar el Palacio de Beylerbey en Uskurdar o el atardecer en el puerto, a la altura de la torre Leandro. Toda esta zona está plagada de restaurantes exquisitos con un gran repertorio de comida turca.

Otro de los lugares clásicos en Estambul es la pequeña San Sofía, en turco Kucuk Ayasofia, y muy cerca la mezquita de Sokollu Mehmet. Otra mezquita de ineludible visita es Soleiman, que llevaba años cerrada.

Una de las atracciones de la ciudad es el Palacio de Topkapi donde se encuentran las huellas de Mohammed, un lugar casi de ensueño si echamos un vistazo a sus paredes de oro, sus suelos de mármol y sus extensos jardines de flores rojas.

Para disfrutar de las mezclas de religiones y culturas de la ciudad, nada mejor que visitar Hagia Sofya, hoy en día museo, pero antiguamente una mezquita. Las religiones convergen en este edificio, plagado de detalles arquitectónicos de gran belleza: paredes, grabados y cuadros, todos ellos con siglos de historia. Sin duda, todo un lujo para los sentidos de los amantes de la historia de las civilizaciones antiguas.

Si algo de tiempo nos queda en nuestro periplo por Estambul, siempre podemos disfrutar de la vieja Constantinopla, La cisterna, La torre Galata o el Blue Mosque. Todo lo nuevo y lo antiguo de una civilización convergen en una sola ciudad. Estambul es sol, luna, modernidad, arquitectura, historia y mucho más.

Descubra Europa con Viajes Kuoni

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Destino Europa, Detalles Viajeros, Sin categoría, Turquia y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>