Un recorrido por los mejores Parques de las Rocosas de Canadá

Canadá desde Vancouver hasta Calgary cruzando puertos de montaña, siguiendo interminables ríos por estrechas gargantas y rodeando grandes lagos. Un recorrido de casi 1.200 kilómetros que nos permite adentrarnos en las Montañas Rocosas canadienses y descubrir sus parques más impresionantes. Por la mañana muy temprano o al atardecer son los mejores momentos del día para observar la fauna propia de las Rocosas. Alces, osos negros, caribús o uapitis se acercan en ocasiones a las carreteras secundarias, por lo que hay que estar siempre alerta para detenernos y fotografiarlos sin bajar de nuestro vehículo. Repasamos los mejores Parques de las Rocosas de Canadá donde dar rienda suelta a nuestro amor por la naturaleza y los bellos paisajes.

Maligne Lake

Maligne Lake

Parque Nacional Banff

Tiene el mérito de ser el primer parque nacional de Canadá y el tercero del mundo después de ser fundado en 1885 tras descubrirse sus manantiales de aguas termales. Este parque se convirtió rápidamente en uno de los más famosos del mundo. Se crearon mapas, comenzaron a aparecer hoteles de lujo y los turistas empezaron a llegar tanto en tren como en coche o avión. Banff (cuyo nombre se debe a la ciudad de Banffshire, Escocia) y Lake Louise se encuentran dentro del parque que forma parte del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Uno de los lagos de este parque, Moraine Lake, nos regala magníficas vistas del valle de los Diez Picos.

Parque Nacional Banff

Parque Nacional Banff

Lake Louise

Otra de las joyas de la corona de Canadá, este lago que debe su nombre a una princesa canadiense, impresiona a todo aquel que lo visita por su majestuosidad y peculiar color, debido al polvo de roca que llega hasta él a través del agua derretida de los glaciares cercanos. En los alrededores del lago podremos disfrutar de múltiples actividades como senderismo, bicicleta de montaña, equitación, escalada o navegar en canoa o kayak. En invierno también puede practicarse esquí, montar en trineos de perros, caminar con raquetas o escalar zonas heladas.

Lake Louise

Lake Louise

Parque Nacional Jasper

Situado en Alberta, este parque, el más septentrional de todos los de las Rocosas, ofrece un paisaje de belleza natural compuesto por cascadas, lagos y glaciares que se fusionan en un magnífico marco montañoso. El lugar está habitado por numerosos animales salvajes como alces, osos y caribúes. Aunque es menos frecuentado por turistas que otros parques, hay excursiones desde el pueblo de Jasper que permiten visitar el Monte Edith Clavell, el lago Beauvert, el Lago Pirámide, el Monte Robson y el Valle Malign, en el que merece la pena quedarse para contemplar las bellas vistas al atardecer.

Parque Nacional Jasper

Parque Nacional Jasper

Cataratas de Athabasca

Situadas en el Parque Nacional Jasper, estas cataratas fluyen desde los glaciares de Columbia, caen sobre las rocas de cuarcita y desembocan en un pequeño cañón. Los numerosos turistas que acuden aquí cada año no lo hacen por su altura, pues sus 23 metros las dejan muy por debajo de otras cataratas canadienses, pero sí por su espectacular estruendo, que a nadie deja indiferente. Desde el puente de hormigón situado sobre el río podremos apreciar realmente su potencia y admirar los diferentes tonos del agua, que varían según la época del año, desde el azul hielo al gris o blanco lechoso.

Cataratas de Athabasca

Cataratas de Athabasca

Wells Gray

Ubicado en la Columbia Británica, a solo una hora del Parque Nacional Jasper, este parque es conocido por los locales como “el parque de las cataratas”. Solo en su parte sur, la más accesible, podremos admirar más de veinte de estas maravillas de la naturaleza. Entre todas ellas destaca la de Helmcken, un impresionante salto de agua que triplica en altura a las del Niágara. En este parque podremos disfrutar de paseos en canoa, barca o kayak.

Wells Gray

Wells Gray

Parque Nacional Yoho

Este parque es uno de los más hermosos de Canadá. Fundado en 1885, está situado en las faldas occidentales de las Montañas Rocosas. Su nombre es una expresión en lenguaje Chippewa y se cree que significa asombro o maravilla. El clima aquí es variable y característico de la zona: en verano (de junio y septiembre) el clima es fresco, con una temperatura media de unos 12 grados centígrados. En invierno el clima se vuelve más extremo, alcanzando mínimas de 35 grados bajo cero, siendo los meses más fríos diciembre, enero y febrero. Aquí podremos admirar maravillas de la naturaleza como el Lago Emerald, la Catarata Takakkaw, el esquisto de Burgess (formación geológica famosa por sus fósiles) o el Lago O’Hara, además de la flora y la fauna que lo habitan, habiéndose registrado un total de 56 especies de mamíferos diferentes habitando en este parque.

Parque Nacional Yoho

Parque Nacional Yoho

Lago Emerald

Este magnífico lago, uno de los más bellos de todo el mundo, debe su nombre a su color esmeralda. Conocido como “el espejo de Canadá”, fue descubierto en 1882 por el explorador Tom Wilson. Aunque puede visitarse durante todo el año, es durante el verano cuando podremos admirar su belleza y colorido en su máximo esplendor.

Lago Emerald

Lago Emerald

Monte Robson

Con casi 4.000 metros de altura, este monte situado en el Parque Nacional al que da nombre, es el más alto de las Rocosas de Canadá. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990. Sus más de 2.000 kilómetros de cascadas, glaciares, cañones y grutas calcáreas forman un paisaje montañoso impresionante y espectacular. Es el hogar de una gran variedad de fauna: ciervos, osos pardos y Grizzlies, renos, alces, caribúes o cabras montesas. Entre sus lugares de interés destacan los lagos Berg y Kinney y las cataratas Overlander. El Centro de Visitantes permanece abierto de mayo a septiembre.

Monte Robson

Monte Robson

Descubre Canadá con Viajes Kuoni

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Canadá, Consejos de Viaje, Datos de Interes, Destino America, Detalles Viajeros, Nieve, Viaje de Novios. Guarda el enlace permanente.