12 + 1 experiencias que tienes que vivir en la Riviera Maya

Riviera Maya - shutterstock_200175632_MED

La Riviera Maya, que abarca alrededor de 120 kilómetros cuadrados, desde el sur de Cancún hasta la reserva de la biosfera Sian Ka’an, es el destino turístico más importante de México y uno de los favoritos de los viajeros cuando se trata de viajar al Caribe ya que ofrece mucho más que playas de inigualable belleza y resorts Todo Incluido. A continuación enumeramos 13 experiencias que no puedes perderte si viajas a la Riviera Maya.

1.- Visitar Chichén Itzá. Antigua capital de la cultura maya, esta Maravilla del Mundo declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988, se encuentra a caballo entre Mérida y la Riviera Maya. En Chichén Itzá podemos descubrir fascinados el gran conocimiento que esta cultura tenía de los astros, destacando el juego de pelota y el observatorio, entre otros, sin olvidar la pirámide de Kukulkán, donde cada equinoccio puede verse la serpiente que asciende por sus peldaños.

Chichén Itzá

Chichén Itzá

2.- Moverse por la carretera 307 en una “van”. Las distancias en la Riviera Maya no son tan cortas como podría creerse fiándonos de un mapa. Por ejemplo, uno de los trayectos más comunes, de Playa del Carmen a Tulum, puede llevar unas dos horas. Por eso es recomendable moverse en “vans”, pequeñas furgonetas con capacidad para unas 14 personas que van recogiendo a los turistas a las puertas de su hotel y llevándolos a los destinos a lo largo de la carretera 307 por un coste de 20 pesos aproximadamente, según el recorrido. Otra forma de moverse es en autobús de línea, un método más barato y con horario fijo, aunque sin paradas señalizadas. En realidad, los conductores van recogiendo a los pasajeros que esperan en el arcén de la carretera, avisándoles con señales luminosas.

3.- Ver el amanecer en las ruinas de Tulum. Conocidas como “la ciudad del amanecer” y declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, las ruinas de Tulum forman uno de los complejos arqueológicos, ecológicos y astronómicos más singulares que nos ha dejado la cultura maya. La estampa de su castillo, construcción emblemática de 12 metros de altura que se erige con el Mar Caribe a sus pies, es una de las más famosas de la Riviera Maya. Ver el amanecer desde aquí, rodeados de iguanas que corren en libertad entre restos con siglos de historia y observatorios construidos para glorificar al dios descendente Ah Muu Zen Caab es una de las experiencias más gratificantes que pueden vivirse en la Riviera Maya.

Tulum

Tulum

4.- Ser testigo del desove de las tortugas de mar. Todas las noches de abril a octubre, durante el ocaso, las tortugas marinas marinas madre llegan a las playas de Tulum y a la Bahía de Akumal (que significa “lugar de tortugas” en maya) para buscar el lugar más idóneo para cavar sus nidos y depositar sus huevos, uno de los espectáculos más emotivos e intensos que la naturaleza puede proporcionarnos. Las tortugas que desovan en la Riviera Maya pertenecen a dos especies en grave peligro de extinción: la caguama y la tortuga verde de mar. Si eres uno de los afortunados en vivir esta experiencia, no olvides seguir unas simples normas para no entorpecer el proceso: no prender fogatas (la luz atrae a las tortugas de mar y si se acercan demasiado pueden resultar dañadas), no usar linternas ni cámaras de fotos con flash y permanecer tranquilo y guardar las distancias en caso de encontrarse con una de estas tortugas ya que son sociables pero no conviene tocarlas.

Las tortugas que desovan en la Rivera Maya están en grave peligro de extinción

Las tortugas que desovan en la Riviera Maya están en grave peligro de extinción

5.- Asistir a un Festival de Jazz. El Riviera Maya Jazz Festival, que en 2017 cumple su decimoquinto aniversario, se celebra cada año en el Mamita’s Beach Club de Playa del Carmen. Es totalmente gratuito y cada edición atrae a cada vez más amantes de este estilo musical deseosos de disfrutar de un gran cartel en un entorno paradísiaco. Este año se celebrará entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre y contará con artistas como Illya Kuryaki and The Valderramas, Steffie Beltt, John McLaughlin, Jimmy Herring, Wallace Roney o Bobby McFerrin, entre otros.

6.- Ascender a la pirámide de Nohoch Mul. Con sus 42 metros de altura, esta pirámide construida en honor del dios descendente Ah Muu Zen Caab es la más alta de toda la Península de Yucatán. Subir hasta su mirador es una de las experiencias más místicas e incomparables que pueden vivirse. La rodean las ruinas de Cobá, hoy un paraje solitario entre la selva tropical pero que entre los siglos III y IV fue la metrópoli más grande del mundo maya, con una extensión de casi 100 metros cuadrados. Para moverse por las ruinas lo mejor es alquilar una bicicleta, debido a su gran extensión. El precio de la entrada al recinto arqueológico más el alquiler de la bicicleta supera los cinco euros. Para llegar a las ruinas podemos hacerlo en el autobús que sale desde Tulum Pueblo.

Nohoch Mul

Nohoch Mul

7.- Bucear por el río subterráneo más largo del mundo. Descubierto en el año 2008 por un vecino de Ejido, el río Sac Aktún tiene una longitud de más de 150 metros y cuenta con once cenotes, cavidades naturales de agua cristalina en el suelo calcáreo, consideradas como las puertas de entrada al inframundo por los mayas. El conocido como Río Secreto es un enrevesado laberinto de estalagmitas y estalactitas brotando de un agua color verde esmeralda. Un palacio subterráneo según los espeleólogos. La visita al río se hace en grupos reducidos de máximo ocho personas y para entrar hay que someterse a una doble limpieza: externa, para eliminar restos de cremas o repelentes de mosquitos y no contaminar el agua, e interna, con una breve ceremonia en la que se rocía a los visitantes con humo de copal para pedir permiso a los dioses para entrar. Los cenotes más recomendables son Tankach-Ha (“aguas profundas”) y Choo-Ha (“agua que gotea”), ambas cercanas a las ruinas de Cobá.

Sac Aktún

Sac Aktún

8.- Ecoturismo en Xel-Ha. La Riviera Maya cuenta con un gran número de ecoparques que ofrecen la posibilidad de practicar diversas actividades relacionadas con la naturaleza, como el esnórquel, las excursiones en bicicleta por la selva, el espeleobuceo o tirolina. Uno de los mejores es el Parque Ecológico de Xel-Ha (“lugar donde nacen las aguas” en maya), donde las aguas del Mar Caribe se funden con las del interior, formando el acuario natural más grande del mundo, con alrededor de 70 especies marinas y de agua dulce. Muy cerca del parque, en concreto en la Bahía de Akumal, podemos practicar pesca submarina con botella, rodeados de langostas, corales y peces globo. El precio de la inmersión, de unos 40 minutos de duración, es de unos 60 dólares.

9.- Bucear entre tiburones. El Parque Ecológico de Xcaret, inaugurado en 1990, cuenta en su interior con una gran variedad de fauna de la zona distribuida en diversos espacios donde jaguares, monos araña o manatíes, entre otras especies, campan a sus anchas. Pero el plato fuerte que ofrece este parque es la posibilidad de bucear entre tiburones, una inmersión totalmente segura (siempre y cuando se sigan las instrucciones de los monitores) que se realiza con un equipo completo de submarinismo proporcionado por el propio parque por un precio de 59 pesos por persona todo incluido. Tras compartir un momento único junto a los depredadores del océano, los visitantes disfrutan de una antigua técnica maya de relajación curativa y medicinal.

10.- Pasear por la Quinta Avenida. Antigua aldea de pescadores, hoy en día Playa del Carmen es el centro neurálgico de la Riviera Maya gracias a su oferta hotelera y de ocio. La vida aquí gira en torno a la Quinta Avenida, que recorre la ciudad de norte a sur. Según a qué hora vayamos, esta gran vía ofrece dos caras diferentes. Por la mañana, los turistas ávidos de compras encontrarán aquí todo tipo de artesanía y souvenirs. Por la noche, en cambio, la calle se llena de ambiente y se convierte en el lugar perfecto para tomarse una copa o acudir a alguna de las muchas discotecas de la zona.

11.- Navegar hasta la isla de Cozumel. A 20 kilómetros de Playa del Carmen se encuentra la conocida por los antiguos mayas como “Isla de las Golondrinas”, un lugar ideal para el buceo debido a su inigualable arrecife de coral, que en su día sedujo al mismísimo Jacques Cousteau. Lamentablemente la sobreexplotación lo ha deteriorado un poco pero sigue acogiendo una gran variedad de especies coralinas únicas en todo el mundo. Además, de junio a septiembre tiene lugar un insólito espectáculo al sur de la isla, concretamente en el arrecife Columbia, cuando las mantarrayas, los tiburones ballena y las tortugan se acercan a la superficie y se unen a los buceadores en sus inmersiones. Para llegar a la Isla de Cozumel podemos coger el ferry que sale cada hora desde Playa del Carmen. Una vez allí, lo más recomendable para recorrer la isla lo más recomendable es negociar un taxi, aunque también puede alquilarse una motocicleta o un coche.

Isla de Cozumel

Isla de Cozumel

12.- Dormir en una cabaña. Aunque lo más común es alojarse en algún resort, la Riviera Maya también dispone de pensiones con encanto, pequeños hoteles, zonas de acampada y, para los más románticos, cabañas tradicionales frente al mar o palapas. Las más modernas cuentan con todas las comodidades y un sistema de impermeabilización perfecto en caso de lluvia. Su precio varía entre los 100 y los 150 euros por noche.

13.- Degustar la especia más picante del mundo. Reconocida hasta hace muy poco como la especia más picante del mundo, la variedad de pimiento habanero Savinas Roja tiene nada menos que 580.000 SHU o Unidades de Scoville de Picor. Todo un reto para los comensales con paladar a prueba de bombas. Pero la gastronomía de la Riviera Maya ofrece mucho más y es que la cocina mexicana es famosa en todo el mundo y la de esta zona, en concreto, ofrece especialidades como el tikinxic (pescado a la barbacoa), el pan de cazón (cazuela de pescado) o los camarones al curry. En cuanto a las bebidas, el cóctel más típico de aquí es el cocoloco, una explosiva mezcla de cinco licores diferentes servidos en un coco.

Descubre el Caribe con Viajes Kuoni

Be Sociable, Share!
Esta entrada fue publicada en Buceo, Caribe, Consejos de Viaje, Cultura, Datos de Interes, Deportes acuáticos, Destino America, Detalles Viajeros, Fotografía, Gastronomía, Mexico, Monumentos, Naturaleza, Parques Naturales, Riviera Maya, Submarinismo, Sunset. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>